15 nov. 2010

¿Cómo nos afectaría el fin de la neutralidad de Internet?

¿Qué es la neutralidad de Internet y qué consecuencias tendría su fin?

La neutralidad de Internet es un principio que defiende la existencia de una red sin restricciones en el suministro del servicio. Según este concepto, los proveedores están obligados a ofrecer la misma velocidad a toda la información que circule por su red independientemente del origen, el destino o el contenido de la misma. Es decir, no pueden hacer distinciones, por ejemplo, entre el servicio que ofrecen a Google, MSN o Yahoo.


Existen muchas preocupaciones en torno a los peligros del fin de la neutralidad. Las asociaciones de internautas y las operadoras y organismos estatales tienen visiones muy diferentes de las posibles consecuencias, pero las más repetidas son las siguientes:

- Eliminación de la competencia: Según la Asociación de Internautas (AI), este panorama permitiría que las operadoras diesen prioridad a proveedores de contenido con los que han firmado acuerdos, en muchos casos de exclusividad. De este modo, impedirían el uso de sus redes a empresas que supongan una competencia directa para ellos o para sus socios. Es decir, si un proveedor de Internet firmase un acuerdo comercial con Yahoo podría hacer que los resultados de búsqueda de dicha compañía fuesen mucho más rápidos que los de Google.

La AI asegura que estos casos ya se están dando en los servicios de Internet para móvil. El ejemplo más destacable es el de la empresa de llamadas a través de Internet Skype, que ha sufrido desde siempre limitaciones de operadores y proveedores de servicios en su versión móvil. Ahora, la compañía ha aprovechado la consulta pública de la Comisión Europea para denunciar la situación. En un documento remitido a la CE, la compañía ha insistido en que se produce "un abuso generalizado que tiene lugar en el actual mercado como el bloqueo o la degradación del tráfico".

Otro caso real de discriminación citado por la AI es el que se da cuando un usuario descubre que no posee Internet pero sí puede ver un partido de fútbol, ambos servicios contratados en un mismo paquete con una operadora.

- Fin a los sistemas de intercambio de archivos: El sector de la telefonía móvil vuelve aquí a convertirse en un ejemplo de lo que podría ser la totalidad de Internet dentro de unos años. En la actualidad no es posible utilizar sistemas de intercambio de archivos en smartphones, una realidad que podría extrapolarse a otros dispositivos en caso de que las operadoras se hicieran con el control del tráfico.

- Internet se parcelaría en paquetes de aplicaciones y servicios: Al usuario básico se le ofrece un paquete básico de email y búsquedas (eso sí, ambos de una empresa concreta con la que su ISP ha firmado un contrato de exclusividad) Si el usuario quiere acceder a otro proveedor de email y/o búsquedas, a datos de audio y/o vídeo, a videoconferencia o a VoIP se le ofrece una tarifa más elevada. Y si quiere hacer todo lo que se hace ahora por Internet, sin restriccción de ninguna clase, se le ofrece la tarifa premium.

En este punto, las opiniones son muy diversas. Las operadoras y el Gobierno ven positiva la creación de ofertas personalizadas. Eso reduciría el gasto de los usuarios menos activos y ayudaría a reducir el tráfico de datos, a menudo excesivo y desaprovechado. Por su parte, la AI ve consecuencias con tintes más 'apocalípticos': "La consecuencia evidente en un país como España donde la mayor parte de la población vive con sueldos muy bajos en relación a los precios y tiene que controlar hasta el último céntimo que gasta al mes sería el abandono de Internet, como hoy dia lo conocemos, de una inmensa mayoría de la población".

"En consecuencia -explican-, no sólo los ISPs sino también los productores de contenido verán reducidos sus ingresos de forma drástica. En cuanto a los usuarios, volverían a la era preInternet o se conectarían de forma muy esporádica a la Red. De pronto, la Sociedad del Conocimiento y la Información se vendría abajo."

- El fin de la innovación: Una de las grandes preocupaciones de los internautas es la posible creación de monopolios que acaben con los pequeños grupos emprendedores. La AI lo explica con un ejemplo: "Un emprendedor crea una aplicación determinada B, que es técnicamente muy superior a otra A ya existente. Si compitieran en igualdad de circunstancias, la aplicación B ganaría de lejos. Sin embargo, una operadora está priorizando a la aplicación A por encima de cualquier otra, en virtud del acuerdo con el proveedor de la aplicación A. En consecuencia, la calidad percibida (no la real) de la aplicación B deja mucho que desear y, en consecuencia, fracasa".

Video ilustrativo sobre las consecuencias del fin de la neutralidad de Internet:



Fuente: 20minutos

0 comentarios:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates
popstrap.com