25 oct. 2009

La virtualización está de moda

En los últimos meses vengo recibiendo la visita de comerciales de diferentes empresas de servicios informáticos para explicarme, y lógicamente intentar venderme, las soluciones de virtualización.

Parece ser que ahora esta de moda virtualizarlo todo, ¿pero realmente siempre es beneficioso? ¿merece siempre la pena?

Primero voy a hacer una primera introducción de los que supone la virtualización.

¿En que consiste la virtualización? Dicho de una manera sencilla, se trata de optimizar los servidores al máximo, implementando los servicios de varios servidores en uno solo.

Aunque lo más habitual es virtualizar servidores, también existen otras opciones de virtualización. Básicamente existen cinco opciones de virtualización:

- Virtualización de sesiones
- Virtualización del sistema operativo
- Virtualización de aplicaciones

- Virtualización del puesto de trabajo
- Virtualización de los datos

Virtualización de sesiones. Nos permite iniciar varias sesiones en el mismo equipo, todos nos acordamos del Terminal Server de Microsoft. Esto algunos no lo entienden como una virtualización.

Virtualización del sistema operativo. Nos permite tener varios sistemas operativos funcionando a la vez en la misma maquina. Esta es la virtualización más habitual a día de hoy.

Virtualización de aplicaciones. Permite ejecutar aplicaciones en los equipos locales sin estar instalados en los mismos.

Virtualización del puesto de trabajo. Es lo último, permite disponer de la misma configuración, escritorio, aplicaciones, correo, etc, independientemente del PC en el que estemos trabajando. Esta opción de virtualización también se llama virtualización del desktop o escritorio, y requiere de una red de comunicaciones estable. Es la que está más en pañales y la que se está empezando a implantar en entornos de muchos PCs.

Virtualización de datos. Consigue reducir el coste de almacenamiento de los datos y permite la creación de espacios de nombre para la gestión de los datos. El primer objetivo es permitir a los usuarios acceder a su información de ficheros de una manera lógica, sin tener que recordar la ubicación física de esos ficheros y el segundo es permitir a los administradores gestionar este nivel físico sin dificultar el acceso de los datos a los usuarios, proporcionando más flexibilidad en el tratamiento de los datos y permitiendo la gestión integrada de componentes lógicos y físicos. Respecto a lo que se refiere al almacenamiento en concreto, la virtualización es la centralización de los sistemas de almacenamiento de datos distribuidos que pueden ser entonces considerados y gestionados como unidades individuales. La virtualización implica la agrupación de datos de varios tipos de sistemas heterogéneos de almacenamiento y de diferentes proveedores. En definitiva, la virtualización de datos y las aplicaciones de gestión de ficheros pueden ayudar en gran medida a resolver muchos de los problemas urgentes de almacenamiento en grandes empresas.

¿Y aquí se detiene la virtualización? pues me temo que no, lo siguiente es la virtualización de terminales móviles como PDAs y teléfonos móviles, tiempo al tiempo...

Plataformas existentes

Actualmente las dos plataformas de virtualización de servidores más extendidas y utilizadas son ESX Server de VMware y Hyper-V de Microsoft. Ambas plataformas llevan tiempo en el mercado y han sido ampliamente probadas en entornos de producción, sin embargo la cuota de mercado de VMware es superior al de Microsoft, con un 42% y un 18% respectivamente en el primer trimestre de 2008. Hay que tener encuenta también que VMware lleva más tiempo en el mercado que la plataforma de Microsoft.

Los servicios de virtualización se implementan por encima de una pequeña capa de código, que se llama hipervisor, que se coloca por encima del hardware. El primer propósito de los hipervisores es el re-direccionamiento de las peticiones entre múltiples máquinas virtuales y el hardware de manera que cada máquina virtual crea que se trata de propio hardware. Por lo tanto, esa pequeña pieza de código puede constituir un arma importante para ambos fabricantes. Hyper-V es rápido, está profundamente integrado con Windows Server 2008, y Microsoft piensa ofrecerlo con su sistema operativo de forma casi gratuita. Por tanto, las empresas que opten por el hipervisor de Microsoft poseerán una solución altamente integrada, de elevado rendimiento, escalable y prácticamente sin coste para la virtualización Windows.

Pros y contras

Gran parte de las virtudes de la virtualización provienen de aspectos vinculados con el área de la denominada “green IT”: los grandes ahorros en costes y eficiencia energética que pueden obtenerse gracias a la virtualización de servidores.

La reducción más habitual en los CPDs es de 4:1, cuatro máquinas virtuales sobre cada ordenador físico, lo que supone una reducción de un 75%, aunque por experiencia se puede llegar incluso a ratios de 10:1, es decir una reducción del 90%. El paso a máquinas virtualizadas supone un incremento del tiempo de funcionamiento efectivo (reducción del downtime), un incremento de la flexibilidad en caso de averías de hardware (una máquina virtual puede ser trasladada a otra plataforma de manera prácticamente inmediata), así como mayores facilidades de cara a la realización de backups y procedimientos de recuperación en caso de desastre.

Teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de la virtualización, lo primero que uno ve, y con mucha razón, es que con la virtualización existe el peligro de tener todos los huevos en la misma cesta, con el riesgo que eso conlleva. La solución, duplicar el servidor poniéndolo en cluster, lo que supone en duplicar los costes en cuanto a equipos.

Por lo tanto hay que tener cuidado con las visitas de los comerciales alabando las ventajas de la virtualización, uno, que ya tiene muchos años de experiencia como director de IT, enseguida hace números en su cabeza y empieza a sumar… coste de las licencias del software de virtualización, coste de la implantación por terceros, dedicación de recursos propios, incorporación de nuevos servidores, etc. Lógicamente a este resultado también hay que restarle los ahorros en electricidad, almacenamiento, equipos, licencias de programas, etc. A lo que hay que sumarle una serie de vantajas como las majoras en la recuperación de desastres, y por tanto de la continuidad del negocio, facilidad de gestión y administración, etc.

Resumiendo que dependiendo de la estructura IT que tenga la empresa la ecuación anterior puede que resulte negativa o positiva, es decir, que puede ocurrir que no se tan ventajoso implementar una virtualización de los sistemas porque sí. Se necesita un estudio personalizado, pormenorizado e independiente que acredite que efectivamente la virtualización es una opción interesante para la empresa y además identificar que servicios se deben virtualizar, por poner un ejemplo, a día de hoy SAP no recomienda la virtualización de sus sistemas en producción. Lo que está claro es que cuanto más grande sea el CPD más ventajosa será la virtualización y generalmente las empresas se inclinan por la virtualización cuando toca realizar un cambio de máquinas.

1 comentarios:

Javier Rodriguez dijo...

La verdad es que últimamente no se oye otra cosa que no sea virtualizarlo todo.

¿Preguntas que queda por virtualizar? pues yo creo que esto no parará hasta que nos virtualicen a todos nosotros ;-)

Muy buen artículo, si señor.

Javier Rodriguez
Director Técnico
Grupo Avansis IT

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates
popstrap.com